¡El verdadero protagonista de la mesa Umbra!

La Focaccia Umbra nace como producto pobre y, después de una larga evolución, se convirtió en el verdadero protagonista de la gastronomía umbra. A partir de la fermentación, lenta y natural, para un producto siempre fresco, fragante y fácilmente digerible, la Focaccia Umbra puede ser cocida en plancha o sartén antiadherente, para el máximo de la practicidad. La ausencia de grasas animales la hace un alimento ideal además para la dieta vegana o vegetariana. Desde los orígenes hasta hoy, la Focaccia Umbra ha sabido adaptarse a las nuevas costumbres y ritmos de la vida cotidiana: de una receta antigua, un producto siempre actual y de inconfundible bondad.

Harina, agua, levadura natural, aceite y sal: estos son los ingredientes que utilizamos para nuestra Focaccia Umbra.

Los orígenes

Producto umbro por excelencia, nacida como alternativa no fermentada al pan tradicional, conocida con el nombre de “torta al testo” (plancha) encuentra sus orígenes en la civilización de los antiguos umbros. Entre los platos fundamentales para ese pueblo, aparece la «mefa»: harina, agua y sal cocida en el «panaro» (placa); antigua, por tanto, a todos los efectos de la moderna focaccia umbra. A partir del siglo IV a.C. los umbros entraron en contacto con los romanos y en el curso de dos siglos las dos civilizaciones se integraron. La alimentación de los romanos se basaba en los cereales como el trigo. Eran grandes consumidores de pan y focaccias, entre esto el “testaccio” llamado así porque era cocido utilizando el “testo calentado”(plancha calentada). La placa de cocción, un disco de espesor de aproximadamente 3 cm, es llamado testo del latín ‘testum’ (plancha) o la teja donde se cocinaban las focaccias.

El emblema de la gastronomía umbra realizado con cuidado y con pasión, bajo el respeto de la mejor tradición artesanal.

               El testo

El testo (plancha) ha sido y es el instrumento indispensable para cocer en el fuego la Focaccia Umbra, al punto que la definición canónica del producto, en área perugina, es “torta al testo”. Originalmente estaba compuesto de grava, tomada de diques de cursos de agua, amasada con la arcilla y luego cocido en los hornos. Entorno a los años sesenta del pasado siglo comenzó a difundirse el modelo en hierro. En época moderna, entraron en el mercado hechos en hierro fundido.

El testo (plancha), una masa de pequeñas escamas de mármol recogidas a lo largo de los márgenes de nuestras acequias. 

La levadura

Harina, agua, sal y bicarbonato: estos eran los únicos ingredientes utilizados en los años de máxima difusión de la civilización rural. El bicarbonato ha sido la levadura «histórica»y todavía hoy las antiguas cocineras, en un tiempo donde no se recurría a las balanzas para pesar los ingredientes, recuerdan la cautela necesaria para poner en la masa la cantidad justa de dicha levadura, en relación a la harina: si era poco, la torta quedaba dura; si era demasiado se ponía amarilla

Torta, hierba y maneras…una vida de caballero. 

El fogón

El fogón era el lugar predilecto para la cocción de la Focaccia umbra, además del lugar y momento de agregación del núcleo familiar. La ceniza caliente, unida a la viva braza, de blandura y suavidad dentro y el típico gusto crocante por fuera: en la corteza, de hecho, quedan bien visibles las quemaduras del testo (plancha) incandescente.

Se cubría con la ceniza caliente…y estaba lista en menos de 15 minutos.

Prodotti correlati

Cart

No products in the cart.