Nuestra Historia

“La artesanía es un don de familia”

Europizza nace en el 2001 en Foligno, en Umbría, Corazón Verde de Italia, tierra rica de historia y tradiciones, sobre todo gastronómicas.
La empresa es fruto de la pasión de Vanni y Rosaria Rossi, que desde la plurianual experiencia en la panificación desarrollan un nuevo paradigma productivo, capaz de conjugar volúmenes de producción competitivos y trabajo manual especializado. La fuerte huella de la conducción familiar es portadora de valores como el respeto de la tradición, la artesanía y la autenticidad del resultado final.

En el establecimiento, las más modernas tecnologías productivas se unen a las tantas manos que cada día enharinan, estiran y controlan minuciosamente la masa: cada pizza es elaborada a mano e individualmente, pieza por pieza, para un resultado final inconfundible.
Los verdaderos protagonistas de esta cotidiana historia de pasión y tradición son los ingredientes: son seleccionadas materias primas italianas, naturales de altísima calidad y sin conservantes, que permiten realizar un producto final ligero, fragante y de alta digeribilidad.

Palabras de Vanni Rossi

“Cuando se prueba una pizza todos saben que lo que cuenta de verdad es la masa, bien trabajada y fermentada. En nuestra empresa, cada base individual para pizza, antes de ser cocinada en el horno, es elaborada y controlada a mano una a una. Todos los días.
Cada cliente puede personalizar nuestra base para la pizza decorarla al gusto, meterla al horno por algunos minutos y saborear todo el verdadero sabor, la bondad, la autenticidad de la pizza italiana.
Todo esto es posible porque no utilizamos conservantes, colorantes, aditivos  sino solamente dos materias primas: harina y agua.”

Qué hacemos

“La verdadera pizza es alimento, símbolo y rito.” (Gaetano Alfetra)

¿Qué hay mejor en el mundo que la pizza y la focaccia? Platos universales, internacionales, gustan a todos y están bien con todo. Hacer la pizza es un arte, un conjunto de gestos transmitidos de generación en generación, una pasión que nace de la historia.
Europizza es pasión y tradición: cada pizza es estirada a mano, pieza por pieza, cuidada, enharinada, controlada, manejada como en la pizzería por las manos expertas y sabias de verdaderos pizzeros de profesión. No es un producto estandardizado e industrial, sino una verdadera pizza artesanal, hecha según las reglas de la tradición culinaria italiana y utilizando ingredientes genuinos e italianos.
Cada pizza es confeccionada en atmósfera protegida evitando así el uso de aditivos y conservantes,  preservando la autenticidad, la total fragancia, el sabor y el perfume del producto.

El proceso productivo

“El joven camina más rápido que el anciano, pero el anciano conoce el camino” (proverbio africano)

El proceso productivo es un elemento fundamental y delicado cuando se habla de artesanía y tradición. El riesgo de caer en la trampa de la producción industrial para condescender a volúmenes de producción demasiado amplios y a tiempos de entrega demasiado cortos es cualquier cosa menos marginal. Una producción industrial no tiene nada o casi nada que ver con la autenticidad y la bondad que solo un producto artesanal, fruto de la experiencia y de la tradición, puede dar. Es el respeto por la historia y los orígenes de un producto que distingue el simple fabricante del más importante promotor.

Europizza cree fuertemente que solo respetando los procesos productivos originales se puede obtener un producto final de elevada calidad, capaz de competir con la producción industrial y distinguirse de esta. Por esto Europizza trabaja a mano cada pizza que es realizada, respetando los tiempos de la fermentación natural  y utilizando sabiamente ingredientes italianos y de alta calidad, sin conservantes, aditivos y OGM.
El producto final es una masa suave y fragante, que puede ser utilizada para las preparaciones más variadas y puede tranquilamente ser conservada en la nevera.

Cart

No products in the cart.